¿Por qué tu empresa necesita el diseño gráfico?

1. Atraer la atención

Algo vital debido a la gran cantidad de productos similares que se encuentran en el mercado. Ahora, además de las características del producto en sí, también influye mucho en su compra su diseño. Así que, tenemos que asegurarnos de que nuestros productos tengan un diseño cautivador para captar la mirada de nuestros clientes potenciales. Aunque tampoco queremos decir que un diseño excepcional sea garantía de ventas, porque muchas personas solo buscan la mejor relación calidad-precio.

2. Un envoltorio bonito

Cuando compramos cualquier cosa, solemos pensar que lo único que importa es lo que hay dentro del bote. Pero si lo pensamos bien, el producto solo importa una vez el consumidor lo ha probado y vuelve a utilizarlo porque le ha satisfecho. Sin embargo, el consumidor tendrá que elegir tu producto entre una amplia oferta de productos muy similares, en este caso, otras marcas de gel de baño. Así que, para conseguir que elija nuestro producto, debemos empezar a crear una experiencia desde el mismo envase. Un buen packaging llamará la atención del consumidor y favorecerá a que se decante por tu producto en lugar de uno de la competencia.

3. Construir la imagen de la marca

Crear una imagen de marca que sea capaz de mostrar los valores y la filosofía de nuestra empresa es fundamental para conectar con nuestros clientes. Solo las marcas que son capaces de crear una personalidad propia consiguen que su audiencia se identifique con ellas. Además, una imagen de marca fuerte generará confianza entre los consumidores y, esta imagen, comienza a proyectarse con el diseño gráfico.

4. Aumentar las ventas

A medida que los consumidores comienzan a ver nuestra empresa con otros ojos, llegarán a apreciarla más que a nuestra competencia. Porque puede que dos empresas vendan un producto de la misma calidad, pero los consumidores escogerán a la marca que más recuerden. Un diseño gráfico memorable es aquel que impacta y, a la vez, es sencillo de identificar. ¿Ejemplos? La manzana mordida de Apple, el “Swoosh” de Nike o la “m” de McDonalds.

5. Mejorar en los rankings del mercado

Esto es consecuencia directa del incremento de ventas. Hay muchas probabilidades de que, si vendemos más productos, estemos vendiendo más productos que nuestra competencia, lo que significa que estamos ganándoles tanto en popularidad como en economía.

6. Una inversión estratégica

En estos tiempos, en los que el mundo está siendo impulsado por un contenido más visual, destacar entre la inmensa multitud se convierte en una tarea cada vez más difícil. Entonces, utilizar un buen diseño con el que consigamos crear nuestro propio espacio en el mercado es una buena medida para evitar que nuestra marca pase desapercibida si aparecen nuevos competidores. Intentaremos siempre adelantarnos a nuestra competencia en el diseño gráfico de nuestra marca.

7. Generar confianza en tu empresa

A medida que las empresas están luchando en la guerra de los precios, con una preocupación en la recesión y lo dañada que se encuentra la economía actual, solo las empresas que hayan sido capaces de generar confianza entre sus consumidores serán las que finalmente sobrevivan. Por eso, nuestro diseño tiene que estar enfocado no solo en captar su atención, sino en mantenerla. Esto solo lo conseguimos cuando el cliente conecta con nuestra marca. A todos, como consumidores, nos gusta saber que nuestra marca favorita piensa en nosotros y nos da exactamente lo que necesitamos.

8. Mejorar lealtad de tus trabajadores

El diseño de una marca no se limita a obtener clientes y aumentar las ventas. También se trata de cuidar nuestro personal en el interior. Cuando estas personas se sientan en sus puestos de trabajo o escritorios y comienzan la jornada laboral, necesitan estar concentrados para dar lo mejor de sí mismos a la empresa. Tenemos que diseñar sus espacios de trabajo pensando en el bienestar de nuestros trabajadores y mantenerlos felices, solo así se garantizará un buen funcionamiento de la organización del trabajo con la que llegar al éxito.

9. Reducir el tiempo de mercado

Cambiar la imagen de marca de nuestra empresa o simplemente crear un nuevo diseño puede volver atraer a tus consumidores. El diseño de un paquete del producto completamente nuevo puede cambiar la forma en que los clientes han estado viendo el mismo producto. Muchos ni se preocuparán de que lo que hay dentro de la caja es aquello que han estado utilizando todo el tiempo, lo único que les importará es que hay algo nuevo en el producto que les gusta. Es muy importante mantener a tus clientes interesados para que vuelvan a por más de lo mismo, mientras nosotros nos dedicamos tranquilamente a desarrollar alguna nueva idea para un próximo lanzamiento.

10. Crear un mundo mejor

Tenemos que crear un producto de alta calidad, que es lo que esperan los consumidores de nuestra marca. Con la creación de buenos diseños, estamos llenando el mundo de pensamientos e ideas frescas, que a su vez obligarán a nuestra competencia a ser más creativos y originales. Si conseguimos que nuestra marca influya en la creación de otras, siempre será la referencia y la que gozará de una mejor posición en cuanto a la creatividad y a la calidad. El diseño gráfico es la herramienta indispensable para la captación de clientes.

 

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Déjanos tu correo para no perderte nada