DAFO (o FADO): La 1ª clave para un plan de comunicación efectivo

Muchas empresas, sobre todo las PYMES, que no siempre disponen de los recursos suficientes como para contar con un departamento o un responsable de comunicación, a menudo subestiman la importancia de dedicar un tiempo para pensar sus acciones comunicativas.

Esto es un error, por varios motivos: 

  • Podría suponer echar a perder todo el trabajo que realizamos, al no darlo a conocer de la manera adecuada.  
  • No solo nos impediría crecer, sino que perderíamos dinero invirtiendo tiempo y esfuerzos en acciones que no tendrían sentido para nuestra empresa u organización de forma necesaria.  

Comunicar a nuestros clientes actuales (ya los potenciales) lo que ofrecemos, nuestros valores, nuestra forma de trabajar, nuestros productos… Es de vital importancia para el correcto desarrollo de nuestra organización. Si cojeamos en la comunicación, especialmente hoy en día, tenemos los días contados. 

¿Cómo puedo elaborar un plan de comunicación efectivo, paso a paso?

Ponerse a preparar un plan de comunicación puede hacerse una montaña, pero con esta guía que te iré dejando semanalmente en el blog, solo tendrás que ir siguiendo los pasos y respondiendo las preguntas, y saldrás de aquí con una idea mucho más definida. 

1. Elaborar un buen DAFO (o mejor, un FADO). 

Internet está lleno de artículos en los que se explica cómo realizar un buen análisis DAFO en el ámbito de la comunicación. Sin embargo, muchas veces las explicaciones se quedan en un terreno abstracto que se hace costoso llevar a la práctica. 

Aquí te dejo las preguntas concretas imprescindibles para analizar tu empresa en profundidad, con el mínimo esfuerzo: 

Aunque las siglas DAFO hacen referencia a las debilidades, amenazas, fortalezas, y oportunidades, a mí me gusta empezar siempre por las fortalezas, porque son primordiales si queremos construir un discurso atractivo que realce los puntos clave de nuestro negocio: 

Fortalezas: 

¿Si tuvieras que describir en solo 5 palabras lo que puedes ofrecer con tu negocio, qué dirías?

Tratar de condensar esta información, ayuda mucho a la hora de identificar los puntos clave de nuestro negocio, porque nos obliga a quedarnos con aquellos más importantes de forma clara. Esto será útil a la hora de intentar construir un mensaje, porque evitarás dar vueltas innecesarias e ir  directamente al grano.   

¿En qué manera te diferencias de lo que ofrece una empresa de tu mismo sector? 

Quizás te pueda parecer que esta respuesta es difícil de contestar, porque cada sector está lleno de negocios que tratan de abrirse paso en él. 

No es necesario pensar a lo grande: No te ralles tratando de grandes innovaciones. Aquí la clave es que piensas precisamente en los detalles que constituyen tu manera de entender el servicio o producto que ofreces. 

Seguro que no eres el único que vende pasteles, pero puede que seas el único que se toma la molestia de incluir recetas aptas para celíacos de forma regular. Y eso es un gran punto fuerte, porque es el punto diferencial de tu negocio. 

Todos nos diferenciamos en algo, de forma consciente o inconsciente. Solo tenemos que saber detectar en qué. Es importantísimo tenerlo siempre presente a la hora de diseñar los mensajes que quieras transmitir. 

Amenazas: 

Para identificar el punto diferenciador de tu negocio, es obligatorio que analices tu competencia. En realidad, en mi opinión se trata de dos análisis paralelos. Si has contestado las dos preguntas anteriores, seguro que ya se te habrán ocurrido algunas empresas que identifican como tus más fuertes competidores. 

¿Cuáles son las tres empresas u organizaciones que creen que suponen una mayor competencia?

Piensa en su forma de trabajar y en las características que tratan de enfatizar sobre ellos mismos. ¿Qué tienen ellos que no tengas tú?

Este punto es parecido al anterior, pero a la inversa. ¿Qué tienen ellos que no tengas tú? Es necesario que seas tan sincero como puedas para que el análisis DAFO te resulte lo más útil y esclarecedor posible. 

Normalmente, los grandes competidores suelen tener una ventaja: más recursos económicos para destinar a sus campañas. 

Pero recuerda que ninguna empresa se convierte en un gigante de la noche a la mañana. También tú puedes terminar siendo un referente en el sector con la estrategia adecuada. Tan solo se trata de explotar aquellas herramientas que se ajusten a tu presupuesto (te aseguro que las hay). 

Debilidades: 

¿Si pudieras cambiar algo de tu empresa, qué sería? 

Fíjate en la opinión de tus clientes. ¿Qué quejas podrían tener? 

¿Crees que tu manera de gestionar la comunicación hasta el momento ha podido abordar estas preocupaciones de los clientes? 

¿De qué manera podría esto impedir al cliente ver las fortalezas que ha mencionado antes?

Oportunidades: 

Se trata de que cojas las respuestas a las anteriores preguntas acerca de las debilidades, y las transformes en oportunidades de mejora (y en sus correspondientes objetivos). 

¿Qué puede cambiar a corto y largo plazo para mejorar esas debilidades, de forma realista?

¿Qué necesita transmitir a partir de ahora para calmar las sospechas de sus clientes o posibles clientes?

Por otro lado, hay que tener en cuenta las oportunidades externas, que tienen que ver con la situación actual del sector y otros aspectos externos (como mercados potenciales en el extranjero, etc.). 

Si ha llegado hasta aquí ¡Enhorabuena! Ya has cumplido con el primer paso para elaborar un plan de comunicación exitoso: el análisis DAFO (o, en nuestro caso, FADO). Si te gustaría contar con ayuda para analizar tu negocio y marcar unos buenos objetivos que resulten útiles para crecer, contacta con nosotros y te ofreceremos un servicio de consultoría personalizado. 

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Déjanos tu correo para no perderte nada